Arroces para todos los gustos

Hay arroces para todos los gustos, eso está claro, pero ¿sabes cuál es la diferencia real entre el arroz seco, el arroz meloso y el arroz caldoso? Desde Aynaelda te explicamos cuáles son sus secretos:

Los arroces se diferencian principalmente por su forma de cocción. En esta ocasión, vamos a hablar de arroces secos, de arroces melosos y de arroces caldosos.

Los arroces secos

Los arroces secos se caracterizan principalmente porque el cereal, es decir, el arroz, durante la cocción absorbe el 100% del agua o del caldo que se ha empleado. Un truco para que el arroz utilizado no libere su almidón es no moverlo durante la cocción, lo que también facilita que el grano quede suelto una vez hecho.

Para elaborar un arroz seco, la clave está en hacer primero un buen sofrito, al cual añadiremos el arroz, lo sellaremos y por último, añadiremos el doble de agua que de arroz (esa es la medida general). En este caso, el tiempo de cocción dependerá de la zona en la que se haga el arroz, pero normalmente tiene que estar cociendo una media de entre 15 y 16 minutos.

Los arroces melosos

Loa arroces melosos son más untuosos que los arroces secos, pero no llegan a ser tan líquidos como los arroces caldosos, están a medio camino. Los arroces melosos son arroces especiales, ricos en almidón, gracias a lo cuales se consigue esa textura tan untuosa.

Para prepararlos lo ideal es hacer un sofrito con verduras, puerro, cebolla y tomate, luego añadir el arroz y más tarde agregar dos medidas y media por cada una de arroz. Se cuece durante una media de entre 15 y 17 minutos y se deja reposar un 5 o 10 minutos para que el arroz coja cuerpo. Como sugerencia, sería conveniente hacer estos arroces en cazuelas de hierro.

Los Arroces caldosos

Como su propio nombre indica, el arroz caldoso en un arroz líquido. Como ocurre con los arroces melosos, también en conveniente utilizar un arroz un arroz especial, que le ofrezca consistencia al caldo que acompaña al arroz.

La preparación es muy sencilla, el primer paso en sofreír el ingrediente principal junto a unas cuantas verduras, se añade el arroz y se echan 4 medidas de agua o caldo por cada una de arroz. En este caso, la cocción es menor que la de los anteriores. Y lo mejor es servirlo al momento.

Si quieres degustar un buen arroz, sea como sea, Aynaelda es el lugar perfecto. Disfruta de los mejores arroces de la dieta mediterránea en un ambiente distendido y familiar.

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.